Año nuevo, nuevos proyectos

Nuevo año, nuevos proyectos

Es un placer comenzar este nuevo año con nuevos proyectos. Pero primero quiero agradeceros vuestro interés por el increíble éxito de todos los cursos que he realizado durante el pasado año 2023, en breve os haré una recopilación de todos ellos. Vuestra participación ha hecho que cada experiencia formativa sea inolvidable, y estoy feliz por seguir construyendo nuevas experiencias para este año 2024.

Quiero expresar mi gratitud por la confianza que habéis depositado en mí. Cada testimonio, cada logro alcanzado por vosotros en el día a día, es el resultado de la dedicación y el trabajo que he invertido en prepararlos. ¡Gracias por ser la fuerza impulsora que está detrás!

Y hablando de dinamismo, estoy emocionado de compartir que las inscripciones para el primer curso del año, «Hablar en Público con Impacto» los días 23 y 24 de marzo, ¡se han agotado! La respuesta ha sido abrumadora, y es verdaderamente inspirador ver la demanda que ha generado este curso.

Creo en el aprendizaje que transforma, y eso es exactamente lo que ofrezco en mis cursos. ¡Vamos a echarle un vistazo más de cerca a lo que se avecina!

30/31 de MARZO: Curso Avanzado Lentes Esclerales

Curso para conocer las lentes esclerales en profundidad. Descubre las últimas tecnologías y técnicas avanzadas de adaptación. Este curso es presencial y lo impartiré en mi aula de formación en Alhama de Murcia. Como te puedes imaginar, este curso es ideal para todos aquellos profesionales con algo de experiencia en lentes esclerales, que quieran perfeccionar el método de adaptación de lentes esclerales. 

Del 15 de ABRIL al 2 de MAYO: Curso básico ONLINE de Lentes Esclerales

Para que puedas adaptarlo a tu agenda, lanzo un curso online que puedes seguir desde cualquier lugar, horario compatible con el continente americano y europeo. Dos sesiones a la semana de 90 minutos cada una, será los lunes y jueves, para un total de 9 horas de formación.

4/5 de MAYO: Curso Básico Lentes Esclerales

Para aquellos que están comenzando en el mundo de las lentes esclerales, este curso presencial también lo impartiré en Alhama de Murcia. Aprenderás los fundamentos esenciales y técnicas básicas de adaptación, este curso es ideal para todos aquellos profesionales que quieren empezar en el mundo de las lentes esclerales. 

18/19 de MAYO en MADRID con la Dra. Laura Batres: Lentes Esclerales curso práctico 100%

Una experiencia única con mi gran amiga y compañera Laura Batres en Madrid. Un evento presencial centrado 100 % en la práctica. Sin teoría, se adaptan esclerales desde el principio. 

28/29 de SEPTIEMBRE: Curso 100% Práctico de Lentes Esclerales

Concluimos el año con un curso práctico en Alhama de Murcia, diseñado para reforzar tus habilidades y ofrecerte la oportunidad de aprender en un entorno práctico y colaborativo. Sin teoría, se adaptan esclerales desde el principio. 

¡Prepárate para impulsar tu carrera con las lentes esclerales! Te invito a inscribirte y ser parte de esta experiencia. Con opciones para todos los niveles, adapto mis cursos a tus necesidades específicas.

No pierdas la oportunidad de crecer y destacar en tu carrera. Para más detalles e inscripciones, contáctame directamente en el email diego@lentesesclerales.com, ¡estoy deseando conocerte!

Diego López Alcón.

Fundador de LentesEsclerales.com

Nuevo año, nuevos proyectos Leer más »

Repaso 2023

Repaso del 2023

Hoy quiero hacer un pequeño repaso por el año 2023, un año lleno de emocionantes experiencias y momentos inolvidables. Pero antes que nada, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a cada uno de vosotros por estar a mi lado durante este viaje. Tu apoyo y compañía ha sido fundamental para mí, y no puedo sentirme más agradecido por tenerte como parte de esta comunidad.

Primavera – verano

¡El 2023 comenzó con un ritmo frenético! A principios de abril tuve el privilegio de impartir un curso presencial de lentes esclerales en Murcia. Me encanta poder compartir conocimientos con colegas apasionados por esta área.

Pero eso fue solo el comienzo. A finales de abril, tuve el placer de repetir el mismo curso sobre lentes esclerales para poder llegar a más compañeros. Cada momento de formación es una oportunidad para enriquecerme y mejorar en mi práctica profesional, ¡vosotros me aportáis a mi tanto como yo a vosotros!

El mes de julio trajo consigo una entrevista en la 7 TV, donde compartí recomendaciones sobre cómo disfrutar del verano con lentes de contacto. Fue una experiencia gratificante poder difundir información útil y relevante para quienes confían en mí para el cuidado de su visión.

Pero el punto culminante del verano fue, sin duda, mi viaje a Colombia a finales de julio. Durante unas jornadas de formación en la Universidad de Santo Tomás en Bucaramanga, pude sumergirme completamente en mi pasión por las lentes de contacto. Agradezco de todo corazón a todos los asistentes a mis conferencias por su cálida acogida y su interés en los temas que tanto me apasionan. ¡Nos vemos pronto!

Agosto fue un mes de nuevos comienzos. Lancé mi propio podcast, una plataforma que me permite compartir aún más contenido y conectarme con una audiencia diversa y entusiasta. También tuve la oportunidad de disfrutar de un momento de relajación y diversión con mis compañeras, colegas y amigas durante una sesión de fotos.

Otoño – invierno

Finalmente, en octubre participé en las VII Jornadas de Baja Visión organizadas por la SEEBV, donde tuve el honor de contribuir con mi experiencia y conocimientos en este importante campo de la salud visual.

En resumen, el año 2023 fue un viaje emocionante y lleno de aprendizaje. 

Agradezco profundamente a todos los que lo habéis compartido conmigo, y estoy emocionado por los nuevos proyectos que tengo en mente. ¡Sigamos avanzando juntos! ¿Me acompañas?

Diego López Alcón, un enamorado de las lentes esclerales.

Repaso del 2023 Leer más »

Mi historia de amor

Mi historia de amor (III) con las lentes esclerales: presentación en sociedad

Ya os he contado como nos conocimos, ¡flechazo a primera vista!, y hoy os cuento la última parte de mi historia de amor con las lentes esclerales: presentación en sociedad.

Como no soy egoísta, quería que mis compañeros y compañeras pudieran disfrutar de ellas también. Pero no podía hacerlo de cualquier forma, ellas se merecían una presentación a su altura. 

Lo primero que hice fue buscar información y meterme en grupos donde se hablaba de lentes esclerales. En esos grupos me enteré que había un congreso en Miami y no lo pensé. ¡Fue el primer español que fue a ese congreso! 

Presentación en sociedad

Con toda la información que había ido recopilando, empecé a adaptarlas. Yo solo, de forma autodidacta. Empecé haciendo pruebas, leyendo mucho, yendo a congresos, compartiendo información con gente de otros países…Y, al ir adquiriendo información, me surgió la necesidad de informar y formar a mis compañeras. Con la idea de difundir lo que había descubierto, impartí mi primer curso, un curso de lentes esclerales. A partir de ahí, seguí impartiendo más cursos: lámpara de hendidura, hablar en público, topografía, control de miopía, …

Ahora que ya eran más conocidas, me surgió otra necesidad. Lo tercero que pensé fue en los fabricantes. No entendía como no había más fabricantes que distribuyeran este producto en España. Por suerte, esto pronto se solucionó.

Compromiso

Como puedes comprobar, yo tenía claro que esta relación iba a ser duradera. ¡Fíjate hasta que punto!, el mismo día que las conocí, un día soleado, cogí el teléfono y busqué sus anteriores parejas. Entonces comprobé que su dominio estaba disponible en España por lo que inmediatamente compré todos sus dominios, y desde entonces son míos.

Actualidad

Esta ha sido mi historia de amor con las lentes esclerales. Como veis, me han maravillado desde el primer momento. Pero a día de hoy todavía son mejores. Aquello primeros diseños se han ido mejorando.

Al principio, tenían periferia esférica, posteriormente, le añadieron la periferia tórica y, más adelante, le pusieron periferia asimétrica con posibilidad de cambiar diámetros. Con la llegada de nuevos fabricantes, las posibilidades de diseños, de diámetros y materiales aumentaron y a día de hoy tenemos un abanico muy amplio de posibilidades. A esto le sumamos las nuevas soluciones de mantenimiento, nuevas tecnologías de toma de medidas y, lo mejor, la evidencia científica que las avala. Ahora tenemos mucha más información para indicaciones, uso y adaptación.

Como sabéis, mi vida ahora mismo gira alrededor de las lentes esclerales. Y, puedo afirmar, que actualmente siento la misma emoción que ese primer día. Cuando pongo un lente escleral y veo la sonrisa de la gente, la alegría cuando empieza a abrir los ojos y descubrir de nuevo el mundo que lo rodea, me entra un escalofrío. De pronto se dan cuenta de que han estado 40 o más años sin ver, las lágrimas de alegría que recorren su rostro… ¡Indescriptible! 

Parece mentira, pero todavía a día de hoy hay pacientes que deberían de llevar lentes esclerales y no saben ni que existen. Tengo mucho trabajo de presentación todavía por delante hasta poder llegar a todos los compañeros.

Mi historia de amor (III) con las lentes esclerales: presentación en sociedad Leer más »

Mi historia de amor con las lentes esclerales

Mi historia de amor (II) con las lentes esclerales: como nos conocimos

En el capítulo anterior, os he contado como han sido nuestras vidas antes de que nuestros caminos se cruzaran. Hoy os cuento como nos conocimos.

Como os he contado, yo terminé mi carrera de Óptica y Optometría en 1995. En 1996 empecé a trabajar en ópticas donde adaptaba lentes de contacto hidrofílicas. Cuando venía un paciente que no quería utilizar sus gafas, era nuestra primera elección. Por aquel entonces, los diseños que teníamos en el mercado eran muy básicos. También adaptaba algún diseño rígido, similar a las corneales que tenemos en la actualidad.

Antiguos amores

Cuando adaptaba lentes de contacto rígidas gas permeables (RGP) me sentía muy cómodo, nunca me ha dado miedo ninguna adaptación. Trabajaba mucho con la Rose k, una lente de RGP para casos de queratocono. Cuando venía alguien con esta característica, adaptaba esta lente de contacto corneal (que a día de hoy sigo utilizando en determinadas ocasiones).

Entre el año 2011 y 2013, estuve experimentando con lentes de contacto híbridas. Una lente de contacto de centro rígido y periferia blanda, más cómodas que las RGP. Había diferentes diseños: queratocono, post cirugía, multifocal, … Sin embargo, tenían ciertas limitaciones, se rompían con frecuencia en la zona de unión y apoyaban demasiado en la córnea. En resumen, veía que no era una lente perfecta, pero, también veía, que la contactología me llamaba muchísimo la atención. 

Cuanto más investigaba, probaba y descubría, más me daba cuenta de que este campo me apasionaba. Poner algo en el ojo para mejorar la visión y la calidad de vida de los pacientes era lo que me hacía vibrar.

Flechazo

En 2013 me enteré de que venía a España por primera vez una lente escleral. Contacté con el fabricante de la lente y fui a la presentación y… ¡Salí maravillado! Ahí surgió el flechazo. Cuando salí sabía que eso, en el futuro, iba a ser grande, ¡lo tuve clarísimo! Aquel diseño inicial, ya obsoleto, fue una lente que me abrió los ojos y me asombró.

En lo primero que pensé fue en mis pacientes. Todos esos pacientes que tenían problemas con las lentes corneales: se le caen, se le mueven, le hacen herida, … Con este nuevo diseño, la lente no toca la córnea y pueden ver bien. Había oído hablar de ellas y sabía que existían, pero hasta que no las vi y las manipulé, no surgió el amor. 

Con estas lentes vi la oportunidad de solucionar muchos de los problemas que no podía solucionar con otras lentes.

Cuanto más las conocía, más me enamoraba, entonces, lo segundo que pensé, fue en mis compañeras. ¡Quería presentárselas a todas y que las conocieran! Así que mi siguiente objetivo era presentarlas en sociedad, pero ¿cómo hacerlo? Eso os lo contaré en el próximo capítulo.

Fdo.: Diego López, un enamorado de las lentes de contacto esclerales.

Mi historia de amor (II) con las lentes esclerales: como nos conocimos Leer más »

Mi historia de amor

Mi historia de amor (I) con las lentes esclerales: nuestros inicios

En esta historia de amor entre yo (Diego López) y las lentes esclerales, las primeras en “nacer” fueron ellas. De hecho, las primeras lentes de contacto que se inventaron fueron esclerales. Inicialmente, estas lentes partían de diseños de ojos artificiales, unas estructuras de gran diámetro colocadas directamente sobre la superficie ocular. Por cierto, ¿sabías que la elaboración de ojos artificiales comienza en Egipto alrededor del 2000 a.c?, estos se utilizaban al embalsamar los cadáveres por la creencia de que podrían seguir viendo después de la muerte. Yo nací un poco más tarde…

Su nacimiento

En esta historia de amor, el nacimiento de una de las partes se remonta a 1887. En ese año, Edwin Theodor Sämisch (oftalmólogo) pidió a F. A. Müller y a sus hijos Fiedrich y Albert que fabricaran una especie de concha de vidrio transparente con el objetivo de proteger la córnea de uno de los ojos que se había quedado muy mal después de una cirugía de párpados. La familia Müller era fabricante de ojos artificiales y se les considera como los primeros fabricantes de una lente escleral (o lente de contacto). Aunque la función principal no era mejorar la visón, sino proteger el ojo, se merecen este mérito. 

Posteriormente, en 1888,  Adolf Eugen Gaston Fick, oftalmólogo alemán, describió su uso para corregir la visión logrando una mejora de la Agudeza Visual (AV) desde 2/60 a 6/36. 

Etapa adulta

La adolescencia de las lentes esclerales fue de la mano de Muller y Carl Zeiss, que elaboraban lentes esclerales con vidrio esmerilado. La mayoría de edad se produjo en 1930 con el desarrollo de plásticos como el polimetilmetacrilato (PMMA). Estas lentes pesaban la mitad, eran casi irromplibles y el proceso de fabricación era más sencillo. Pero no eran perfectas, limitaban mucho el oxígeno al ojo.

Tras una época en desuso y casi en el olvido,  ya en su época adulta, en 1983, Donald Ezequiel tuvo la maravillosa idea de utilizar materiales permeables al oxigeno, y esto hizo que resurgieran. Desde entonces su popularidad sigue en aumento. 

En estos últimos años ha habido una explosión de nuevos diseños, materiales e innovaciones de las lentes esclerales en todo el mundo, provocando que cada vez sea mayor su uso.

Mi nacimiento

Yo nací un 14 de agosto de 1974 en Alhama, un pequeño municipio de Murcia. Allí empecé a tener grandes sueños. Desde bien pequeño sentía admiración por todo lo relacionado con la salud y siempre he tenido especial curiosidad por lo que rodeaba al apasionante mundo de la visión. Esto me llevó a estudiar óptica y optometría. En 1995 finalicé mis estudios en la Diplomatura y empecé cuatro años de experiencias en España y en el extranjero en diferentes centros ópticos. 

Etapa adulta

Con lo aprendido, en 1999 inicié mi andadura empresarial con la apertura de óptica ALCÓN, una empresa de carácter familiar situada en el lugar donde nací y donde empezó todo, en Alhama de Murcia.

En el año 2005 entré a formar parte de la Universidad de Murcia como profesor de la Facultad de óptica y optometría y en 2012 obtuve el Grado en Optometría y el Máster oficial Interuniversitario de Investigación en Ciencias de la Visión. Desde entonces, me he especializado en la adaptación de lentes de contacto avanzadas, dedicando mi docencia al conocimiento e investigación en el área de la contactología. Asimismo, combino mi actividad docente con la dirección de la sección de adaptaciones de lentes de contacto especiales en la Clínica Universitaria de Visión Integral (CUVI). En la actualidad, estoy desarrollando mi labor investigadora con el prestigioso grupo CIVIUM.

En el siguiente capítulo te cuento cómo nos conocimos, y cómo surgió nuestra historia de amor. Te puedo adelantar que fue un flechazo. Amor a primera vista.

Mi historia de amor (I) con las lentes esclerales: nuestros inicios Leer más »

Caso real

Caso de paciente con DMAE y lesión corneal

Ya os hablé de la charla que impartí en el congreso de la SEEBV celebrado en Zaragoza el pasado mes de octubre. Como sabéis, la charla la he titulado “Hasta el infinito y más allá” y ya os he explicado el porqué de este nombre. Hoy os hablo de la segunda parte. En ella expliqué las limitaciones de las lentes esclerales con estos pacientes y os cuento el caso de Isabel, una paciente con DMAE y lesión corneal.

Limitaciones y problemas

Muchas veces nos encontramos con pacientes con problemas retinianos que a mayores tiene irregularidades corneales. Tenemos que buscar la mayor calidad visual para enviar la mejor imagen posible a la retina. Para ello, adaptamos una lente que sea capaz de compensar con el menisco lagrimal esa irregularidad y, ¡qué mejor!, que una lente escleral. Cómoda, no se mueve y nos proporciona una imagen estable durante todo el día. 

Cuando un paciente coloca una lentes escleral, le pedimos que observe la lente por si tiene alguna burbuja. Esta burbuja nos provoca mala visión y riesgo de hipoxia. Por ello, es necesario que la detecte y pueda solucionarlo rellenando la lente con solución salina. Pero ¿qué hacemos con pacientes de baja visión? La primera opción son los espejos cóncavos iluminados que nos proporcionan una imagen más aumentada. Sin embargo, no todos pueden hacerlo, para ello tenemos que pedirle a los familiares y cuidadores que ayuden al paciente y comprueben si hay burbuja o no.

Caso práctico

Isabel, es una paciente con DMAE. Tiene una visión bastante reducida pero se ha adaptado a ella y se defiende perfectamente. Un día, Isabel sufre un accidente doméstico y daña la superficie ocular al recibir impactos de cristales en las córneas.

Isabel quiere la visión que tenía antes del accidente, ya que ahora ve mucho menos. Era baja pero se defendía perfectamente. Ahora, Isabel no puede distinguir a sus nietos, no puede ver la tv ni el número del autobús que solía coger para ir de compras. Desde el accidente perdió la autonomía.  

Isabel acudió a mi consulta para adaptar lentes esclerales. Sabía que iba a ser complicada la adaptación pero ella quería recuperar su independencia. En principio la manipulación era muy complicada pero la motivación era máxima. Gracias al ingenio y a la ayuda de los familiares, cumplimos el sueño de Isabel. 

Hasta el infinito y más allá

Hasta el infinito y más allá tiene que ver con cumplir los sueños. Y para ello, creo en las lentes esclerales y en sus infinitas posibilidades. 

Las lentes esclerales están evolucionando, en los últimos 5 años han aparecido muchísimas opciones nuevas de lentes esclerales que antes no había. Y este aumento no se queda ahí, tenemos nuevos materiales y diseños en camino que van a llegar. Gracias a esto, vamos a disponer de muchas más opciones en nuevos tratamientos que nos ayudarán, por ejemplo, a minimizar aberraciones. ¡Es impresionante!

Hasta el infinito, y más allá. Para mí, no solo significa la amistad, también la esperanza, por ello las lentes esclerales son una herramienta poderosa para cambiar la vida de las personas con baja visión, y la tuya. Estoy a tu disposición para dudas, consultas y sugerencias. ¡Ponte en contacto!

Caso de paciente con DMAE y lesión corneal Leer más »

Hasta el infinito y más allá

Hasta el infinito y más allá

Os voy a hablar de la charla que impartí en el congreso de la SEEBV celebrado en Zaragoza el pasado mes de octubre. La charla la he titulado “Hasta el infinito y más allá” y en ella os cuento el caso de un paciente con DMAE y lesión corneal.

¿Por qué se llama esta charla hasta el infinito y más allá?

Como recordarás, en la película Toy Story (Disney), Buzz Lightyear utiliza esta frase que representa la amistad, la energía y el interés en perseguir tu sueño. Mi sueño con esta charla es que quedaran claras tres cosas:

  1. Que los asistentes conocieran los fundamentos de las lentes esclerales.
  2. Compartir artículos para hablar de la evidencia de lentes esclerales y baja visión.
  3. Exponer las limitaciones y problemas que existen con estos pacientes en la vida diaria.

Definición de lentes esclerales

Las lentes esclerales podemos definirlas de varias formas. Formalmente, podemos decir que la lente escleral es una lente grande, de material rígido gas permeable, que se apoya en la esclera. Pero esta definición conlleva muchas cuestiones. Por ejemplo, si no toca la córnea, ni el limbo, nuestro objetivo se focaliza en asegurar esto durante la adaptación. Por ello centramos nuestra atención con la lámpara de hendidura en que la lente esté separada de la córnea como consideramos. Considero que es más importante valorar la adaptación de la lente escleral sobre el limbo de manera precisa. Busco ese anillo de fluorescencia alrededor del limbo en la adaptación con fluoresceína para que no interfiera en esa renovación epitelial y así mantener la córnea sana y transparente. 

Cuando adapto una lente escleral, busco las tres reglas de oro:

1. Visión nítida, para ello ajusto la graduación de manera precisa.

2. Comodidad, algo obvio, lo buscamos en todas las adaptaciones.

3. Salud ocular, valorando la presión y buscando el apoyo uniforme para evitar enrojecimiento.

Evidencia científica

La primera lente de contacto que se inventó fue una escleral y desde entonces hemos visto diseños específicos que ha ido evolucionando con el tiempo, apareciendo incluso sistemas de lentes de contacto para baja visión. En un estudio del 2001, hemos visto por primera vez como hablaban de una lente de contacto telescópica. Esta lente, la ponen a prueba y miden el campo visual. Es una lente de contacto de PMMA, de -44Dp, que utilizamos como ocular del sistema telescópico, con diámetro de 9,60. La utilizaban junto con la gafa de +22Dp, que utilizaban como objetivo, y así conseguían un sistema óptico con gran aumento de la imagen y gran campo visual. Desde el principio se hipotetizaba con estas lentes, pero en este estudio era la primera vez que se median. Sin embargo, esta lente no era cómoda y se movía mucho, por lo que la visión no era estable. Además, la calidad óptica era mala debido a la degradación de la imagen. 

Posteriormente, en 2015, utilizando láminas polarizados, intentaron fabricar una lente escleral con un telescopio insertado. Cuando lo pusieron en práctica, vieron que el aumento del campo visual era importante, pero la degradación de la imagen era enorme, además de ser incómoda y tener mala permeabilidad al oxígeno. Esta lente nunca llegó a fabricarse ni ponerse a prueba en pacientes.  

Lentes esclerales y baja visión

En 2017, nos encontramos con el estudio de referencia sobre lentes de contacto con sistemas para pacientes de baja visión. Para mí, es el más importante en este campo. Empiezan hablando de la historia de sistemas telescópicos con lentes y exponen cálculos de focales, objetivos y oculares. Luego nos aconseja y nos dan directrices mediante gráficas para ayudarnos en la adaptación. Nos dice como podemos utilizar lentes corneales y lentes esclerales. Y, algo muy interesante, nos explica como, necesitando potencias muy negativas en lente ocular, podemos utilizar diseños de lentes esclerales oblatos. Gracias al menisco lagrimal que conseguimos con estos diseños, podemos ayudar a aumentar la potencia negativa en el ocular. 

En este estudio, también nos proponen una guía para adaptar una lente de contacto telescópica. Un artículo científico realmente interesante. 

Como podéis comprobar, las lentes de contacto son una considerable opción a valorar en casos de baja visión. Pero también tienen sus limitaciones e inconvenientes. En el siguiente artículo del blog os hablaré de la segunda parte de la charla, en ella hablamos de estas limitaciones con un ejemplo real. Mientras tanto, estoy a vuestra disposición para dudas, consultas o sugerencias.

Hasta el infinito y más allá Leer más »

Colombia

Mi aventura por Colombia

Hoy te cuento como han sido mi aventura por Colombia. El pasado mes de julio, he sido invitado por la Universidad de Santo Tomás de Bucaramanga, en Colombia, para impartir diversas charlas acerca de superficie ocular y adaptación de lentes de contacto.

La Universidad Santo Tomás es una Institución de Educación Superior católica de carácter privado, sin ánimo de lucro y de orden nacional. Hace presencia en cinco ciudades del país con sedes y seccionales en Bogotá, Bucaramanga, Medellín, Tunja y Villavicencio en la modalidad presencial y 23 Centros de Atención Universitaria CAU en la modalidad Abierta y a Distancia.

Objetivo

Uno de los objetivos de las charlas era presentar la facultad de Optometría de Colombia y buscar ejes comunes con la Universidad de Murcia. Profundizando en las áreas que para la facultad es necesario fortalecer como investigación, perfeccionamiento docente e internacionalización.

Temática de las charlas

1.- Adaptación de lentes de contacto corneales: Fueron unas charlas de adaptación de lentes de contacto corneales para alumnos que estaban cursando la carrera actualmente.

2.- Adaptación de lentes de contacto esclerales y ortoqueratología: Charlas con temática más avanzada para alumnos del programa de post grado. En ellas vimos en profundidad las lentes esclerales y ortoqueratología. Han sido charlas prácticas y clínicas, adaptando casos reales de ortoqueratología en niños y niñas.  

3.- Charlas de formación para el profesorado: También he impartido charlas al profesorado sobre topografía corneal y escleral. Asimismo, hemos visto los últimos avances en nuevas tecnologías. 

4.- Asesoramiento: A mayores de las charlas, también he podido asesorar sobre el nuevo programa de formación de post grado en las asignaturas de lentes de contacto. 

5.- Charla magistral «Miopía desde el consultorio»: He impartido una charla magistral presencial que se retransmitió a nivel nacional online, sobre la gestión de la miopía y los últimos avances en este campo.

6.- Control de miopía en niños: Junto a grandes profesionales de la contactología colombianos como Alfredo huertas, Mauricio pulido y Felix Leiva, impartí una charla sobre control de miopía. Fué como un pequeño congreso donde, durante toda la tarde, cada profesional exponía un caso de adaptación y entre todos lo comentábamos buscando puntos de encuentro. Se buscaba la mejora entre los profesionales desde diferentes filosofías de adaptación. Profesores, alumnos y otros profesionales con experiencia pudimos intercambiar conocimientos y experiencias. ¡Ha resultado muy productiva para todos!

7.- Reunión con profesores: He podido reunirme con los profesores para diseñar un protocolo de actuación para la gestión de la miopía en niños. 

Gastronomía

Y por último, pero no menos importante, ¡pude degustar la gastronomía! La cocina de Colombia es el resultado de la fusión de alimentos, prácticas y tradiciones culinarias de las culturas locales indoamericana, europea y africana. De la diversidad de fauna y flora de Colombia surge una variada cocina esencialmente criolla, con poca influencia de las cocinas extranjeras. A pesar de no haber podido salir ningún día, he degustado las arepas, bandeja paisa, caldo de costilla, obleas con dulce de leche, empanada, pan de yuca,… ¡He quedado enamorado de ella!

Sin duda, he quedado con muy buen sabor de boca. La experiencia ha resultado enriquecedora y me llevo en el corazón grandes profesionales y personas. Mención especial para Camilo Daza, Mayelin Gómez y Catalina Morón.

Déjame en comentarios que te ha parecido mi viaje, también puedes consultarme cualquier duda que te haya surgido. Si queréis manteneros al día de todas mis andaduras, cursos y novedades, estad pendientes de las nuevas entradas en el blog. También me podéis seguir en mis redes sociales.

Mi aventura por Colombia Leer más »

Diámetro de las lentes esclerales

Elección de diámetro de la lente escleral

Introducción

Hoy vamos a hablaros del diámetro de la lente escleral. La variedad de diseños de lentes esclerales que existe actualmente es muy extensa, aunque probablemente no todos estarán disponibles en la zona geográfica en que residas.

En general todas las lentes esclerales tienen básicamente el mismo diseño básico. Una zona óptica, una curva de transición (zona limbal) y la zona de apoyo (zona escleral). La zona óptica es la encargada de compensar la visión del paciente. En esta parte de la lente se debe poder tallar tanto esfera como cilindro, así como otros perfiles de tipo esférico y asférico.

El diámetro de la lente escleral

La elección del diámetro se suele considerar como el primer paso a la hora de adaptar una lente escleral. En general debemos considerar que el tamaño mínimo de la lente debe sobrepasar el limbo esclero-corneal 0.2 mm aproximadamente. En muchas ocasiones solo dispondremos de un único diámetro que seguramente será más grande que ese diámetro mínimo. Esta situación no debe preocuparnos siempre y cuando la lente no se apoye en la córnea ni limbo. Por lo tanto, el primer objetivo es asegurarnos que la lente de nuestra caja de pruebas es correcto para ese paciente en particular. 

Elección del diámetro de la lente escleral

Los diámetros suelen variar entre 15 y 20 mm. 

¿Qué debo tener en cuenta para elegir el diámetro correcto?

  • DHIV: Tenderemos a elegir diámetros pequeños de lentes en diámetros horizontales de iris visible (DHIV) pequeños y diámetros más grandes cuando el DHIV sea mayor. 
  • Córnea: La elección del diámetro también viene determinada por las características corneales. Por ejemplo, irregularidades que estén relacionadas con elevaciones corneales mayores, como el queratoglobo, requerirán de un mayor diámetro para poder estabilizar la lente correctamente. “Problemas grandes – lentes grandes”.
  • Esclera: La forma escleral también delimita el tamaño de la lente. Cuanto más nos alejamos del limbo esclero-corneal la esclera es más irregular. Por eso si elegimos diámetros muy grandes tenemos que asegurarnos que el apoyo es uniforme para evitar que presione en unas zonas más que en otras. En escleras muy tóricas, diámetros excesivamente grandes pueden dificultar la adaptación y nos obligará a elegir diseños con menor diámetro y mejor capacidad de alinearse en toda la esclera. 
  • Claridad apical: Otra consideración a la hora de elegir el diámetro es la claridad apical. Si buscamos una mayor separación entre la lente y la córnea buscaremos diámetros más grandes y viceversa.
  • Hendidura palpebral: El tamaño de la hendidura palpebral también puede limitar la elección de un diámetro u otro. Cuando nos encontremos ante una hendidura muy estrecha nos sentiremos más cómodos manipulando lentes de menor diámetro que excesivamente grandes. Esto también será válido cuando el paciente tiene dificultad de mantener la cabeza en posición horizontal durante la inserción, como por ejemplo en niños. Ten en cuenta que cuanto más grande sea la lente más difícil será aplicar la lente y manejarla. 

Cómo afecta el diámetro de la lente escleral

Variaciones en el diámetro modificarán la adaptación de la lente atendiendo a las

características de la sagita. El diámetro de la lente es el parámetro que más afecta a la sagita cuando lo modificamos. Es decir, si aumentamos el diámetro de la lente, la sagita se verá incrementada mucho más que si cerramos el radio de la lente.

Esperamos que os haya resultado útil esta información. Si tienes alguna duda acerca de la elección de parámetros en una adaptación de lentes esclerales, déjanos tu consulta en comentarios y el profesor Diego López te responderá.

Elección de diámetro de la lente escleral Leer más »

Factores que el profesional debe tener en cuenta al manipular las lentes

Vamos a ver con detalle los factores que el profesional debe tener en cuenta al manipular las lentes esclerales. En ocasiones, una buena adaptación de lentes de contacto se puede ver afectada por hábitos incorrectos, convirtiéndola en fracaso.

Repasemos cuáles son las principales técnicas de inserción y extracción de lentes esclerales.

Factores a tener en cuenta en la inserción

El objetivo es colocar la lente en el ojo sin que exista ninguna burbuja bajo la lente. La aparición de burbujas es debida en la gran mayoría de los casos por una incorrecta inserción de la lente. Ya sea porque no hemos llenado la lente con suficiente suero fisiológico, o porque se ha movido el ojo y/o la mano justo antes de entrar en contacto la lente con el ojo. Para evitar esta complicación, debemos llenar completamente la lente con suero fisiológico monodosis. El paciente debe estar cómodamente inclinado hacia delante hasta colocar la cara paralela al suelo. Previamente, debemos asegurarnos de que la lente esté limpia y desinfectada. Aclarar la lente con solución salina para eliminar los restos de líquido que pueda contener algún tipo de conservante. 

El paciente debe estar sentado sobre una silla con elevador que se pueda adaptar a las diferentes alturas tanto de los pacientes como de los contactólogos. Instruiremos al paciente para que se incline hacia delante, acerque la barbilla al cuello y mire hacia abajo. Siempre con la mirada fija en un punto que le sirva de referencia para mantener el ojo quieto. Si somos diestros, nos colocaremos a la derecha del paciente. Desde esa posición podemos acceder con mayor facilidad a cualquiera de los dos ojos utilizando nuestra mano dominante. Apoyaremos el antebrazo izquierdo sobre la cabeza del paciente para sujetar el párpado superior y ayudar al paciente a mantener la posición de su cabeza inclinada correctamente. 

Cogeremos la ventosa de inserción con el dedo pulgar e índice. De esta forma tendremos mayor precisión y control durante el proceso. Sujetamos el párpado inferior con el dedo corazón de la mano derecha y colocamos la lente directamente sobre el ojo.

Es importante realizar este movimiento de forma suave. Si apretamos demasiado podemos aumentar el efecto de succión que tienen las lentes esclerales sobre el ojo y falsear la adaptación. Además de ser molesto e incómodo para el paciente. Si estamos colocando la lente con unas gotas de fluoresceína para la valoración inicial, debemos tener cuidado con el líquido sobrante que cae tras la inserción de la lente. Este líquido puede manchar la ropa del paciente y se puede convertir en una situación realmente desagradable. 

Para prevenir esta molestia podemos utilizar una capa como las utilizadas en peluquería. Otra opción es entregar al paciente unos pañuelos que colocará el mismo bajo sus ojos para absorber ese líquido sobrante. Si no empleamos capa, el paciente sujetará únicamente los pañuelos bajo sus ojos. Es importante que separare las piernas para evitar que caiga fluoresceína sobre ellas y así evitar que se manche la ropa.

Al poner una lente escleral la cabeza debe estar inclinada hacia delante de forma paralela al suelo, si pega la barbilla al cuello la cabeza baja un poco más.

Factores a tener en cuenta en la extracción

Durante su uso, las lentes esclerales se adaptan al ojo disminuyendo la sagita inicial y produciendo un efecto de succión. Esto hace que no sea recomendable quitar la lente sin haber eliminado esa succión producida por el uso.

Para eliminar la succión, hay que introducir una burbuja bajo la lente. Para ello, el paciente debe mantener una posición recta y no inclinada como durante la inserción. Con la ayuda del párpado inferior presionaremos en la esclera inferior, justo bajo la lente, para que al separar la esclera de la lente se introduzca por sí sola la burbuja. Esto además será un indicativo de la adaptación, ya que si cuesta mucho trabajo introducir la burbuja significa que la lente está demasiado ajustada.

Ahora cogemos la ventosa. Para quitar una lente escleral del ojo con la ventosa de 45º, la situaremos en el tercio inferior de la lente (recordemos que es muy importante que antes eliminemos la succión producida por el uso introduciendo unas burbujas bajo la lente). Una vez eliminada la succión de la lente, presionaremos con la ventosa de extracción en la parte inferior de la lente y retiraremos la lente mientras el paciente mira hacia el frente.

Las lentes esclerales no se deben retirar mediante el método de estirar los párpados horizontalmente con una mano, como el usado en lentes RGP corneales. El método aconsejado es siempre con ventosa, aunque con suficiente práctica, y si por cualquier circunstancia no tenemos ventosa, podemos extraer la lente con la ayuda de los dedos sobre los párpados y presionando sobre los bordes de la lente en su parte superior e inferior, como en el método clásico de RGP corneales.

Esperamos que os haya resultado útil esta información. Si tienes alguna duda acerca de los factores que el profesional debe tener en cuenta al manipular las lentes, o de otro tema, déjanos tu consulta en comentarios y el profesor Diego López te responderá.

Factores que el profesional debe tener en cuenta al manipular las lentes Leer más »