Lentes de contacto esclerales VS lentes de contacto blandas

Las lentes de contacto blandas son, por excelencia, las más conocidas y utilizadas por los usuarios en la actualidad. Son cómodas, fáciles de adaptar y apenas se desplazan en el ojo. 

Además, existen diferentes tipos de lentes de contacto blandas: diarias, mensuales, trimestrales… Lo que facilita al contactólogo poder escoger la variedad que mejor se adapte a las necesidades del paciente.

Seguramente tengamos esta opción de lentillas como la mejor solución para problemas de visión. Pero… ¿Conoces sus desventajas? ¡Sigue leyendo y descubre por qué las lentes esclerales son la mejor opción!

  • Al sobrepasar las horas de uso según su variedad, se deshidratan… Lo que hace que empieces a notarlas y tu ojo se enrojezca, con el riesgo de padecer queratitis y/o conjuntivitis.
  • Al contrario que las lentillas blandas, las lentes esclerales evitan que tengas esa sensación de sequedad ocular, también conocida como ojo seco. Eso es gracias al material con el que las fabricamos, además de que permiten mantener una capa de líquido lagrimal entre la lente y la córnea, por lo que siempre se mantiene húmeda.
  • ¿Tienes astigmatismo? Seguro que has notado que con lentes de contacto blandas, tu visión no es siempre nítida. Unas veces verás bien, y otras no tanto… ¿A qué se debe? Al movimiento de la lentilla y su rotación dentro del ojo. 
  • Esto no ocurre cuando usas lentes esclerales, verás perfecto durante todo el día de forma nítida y estable. Las lentes de contacto esclerales pueden compensar casi cualquier graduación. Además, se adaptan a casi cualquier clase de ojo permitiendo una visión más perfecta, incluso si está muy deformado o presenta córnea irregular por queratoconos, astigmatismo elevado o trasplante de córnea.
  • Las lentes de contacto blandas son cómodas al principio… Pero cuando pasa el tiempo empiezas a notarla Puede que sientas sequedad ocular, visión borrosa o inestable, y que estés deseando llegar a casa para quitártelas. ¡Quizás no estás utilizando las lentillas adecuadas!
  • Sí, tenemos la solución a eso también. Las lentes de contacto esclerales, por su acomodación debajo del párpado, son tan cómodas que disfrutarás de la libertad que te proporcionan y te olvidarás de que las llevas puestas. Además, se ajustan perfectamente a la curvatura del ojo, por lo que es prácticamente imposible que se caigan.

¿Te gustaría conocer todos los beneficios que te pueden aportar las lentes de contacto esclerales? ¡Estos no son los únicos! Ponte en contacto con nosotros.

Lentes de contacto esclerales VS lentes de contacto blandas Leer más »

Lentillas esclerales vs. lentes blandas-Alhama de Murcia

Lentillas esclerales vs. lentes blandas

Quizá seas usuario de lentes blandas o de lentes de contacto rígidas clásicas y con el tiempo te hayas dado cuenta de que no son la opción más adecuada para ti porque te resultan incómodas. Seguramente hayas creído desde siempre que este tipo de lentillas, las más utilizadas por casi todo el entorno que conoces, sean la única y mejor solución posible a tus problemas en la visión. Nos sentimos orgullosos de contarte que no es cierto, existe otra opción: las lentes esclerales.

Inconvenientes de las lentes blandas y rígidas

Y es que sí, las lentes de contacto blandas son las lentillas más vendidas en el mundo, pero tiene muchas limitaciones:

  • Cuando sobrepasas las horas de uso se deshidratan y empiezas a notarlas, provocando ojo rojo con el consiguiente riesgo de tener queratitis y/o conjuntivitis. Gracias al material con el que fabricamos las lentes esclerales, podrás decir adiós a esa molesta sensación de sequedad ocular o también conocido como ojo seco y sus posibles consecuencias.

  • Si tienes astigmatismo habrás notado que la visión no es siempre nítida. Unas veces verás bien y otras no. Esa visión inestable se debe al movimiento de la lentilla y a su rotación dentro del ojo. Además, si tu astigmatismo es muy elevado habrás escuchado muchas veces “no te aconsejo lentes blandas”. Pues eso se ha acabado: con las lentes esclerales podemos compensar casi cualquier graduación.

  • Si padeces una enfermedad en los ojos que te provoca irregularidad en la córnea, es una misión imposible ver bien con gafas o lentes de contacto blandas, ya que solamente una lente rígida puede plantearse para compensar todo tipo de irregularidades corneales, como las lentes esclerales.

  • Las lentes de contacto blandas son cómodas, pero solo al principio. Hay que recordar que las lentes de contacto rígidas que existían antes de la aparición de las lentes blandas necesitaban de varias semanas de adaptación y por ello, la aparición de estas lentes supuso una revolución. Ahora vivimos en una sociedad donde se valora demasiado la comodidad inicial sin tener en cuenta los problemas asociados a este tipo de lentes de contacto. En este sentido, las lentes esclerales son cómodas desde el principio, hasta el final de su uso.

  • Las lentes desechables se deben reemplazar con demasiada frecuencia. Todas las personas que alargan más de lo recomendable el uso de sus lentes de contacto se exponen a complicaciones severas con posibilidad de perder parte de la visión. Las lentes esclerales en cambio tienen una duración que ronda una media de entre uno y dos años.

Ventajas de las lentes esclerales

Si probaste las lentillas duras hace mucho tiempo y todavía recuerdas las molestias, las veces que se te caían, cuando te entraba un granito de arena en la lentilla etc., es hora de cambiar. Las LENTES ESCLERALES son infinitamente más cómodas, nunca se caen, no se deshidratan, duran mucho más tiempo y la visión mejora de forma extraordinaria. Aunque esas son algunas de las ventajas, existen otros motivos de por qué utilizar lentes esclerales.

Te sorprenderán las ventajas de las lentes de contacto esclerales en ojos tan sensibles como los tuyos. Contacta con nosotros a través de info@lentesesclerales.com y déjanos demostrártelo. ¡Te esperamos!

Lentillas esclerales vs. lentes blandas Leer más »