queratocono-lentes-esclerales

Queratocono y lentes de contacto esclerales

El día 10 de Noviembre se celebra el día mundial del queratocono, y hoy os refrescamos en qué consiste.

El queratocono se produce por un adelgazamiento progresivo de la córnea y hace que la córnea se vuelva más cónica provocando irregularidad. Un queratocono provoca visión borrosa y puede producir sensibilidad a la luz y deslumbramiento. El queratocono suele afectar a ambos ojos, aunque a menudo afecta más a uno que al otro. Las córneas que tienen queratocono, pueden presentar numerosas aberración que si no se corrigen de forma directa, los síntomas perduran y no remiten.

¿Cómo se pueden corregir estas aberraciones?

La corrección de estas aberraciones han sido estudiadas durante años para poder ser solventadas de forma rápida y directa, lo que no se ha podido realizar con unas lentes ópticas convencionales, ya que éstas no pueden corregir las irregularidades corneales. 

Una opción que se puede contemplar para mejorar la visión de los pacientes con queratocono son las lentes de contacto rígidas.

Estas lentes van adheridas al ojo y las irregularidades se resuelven con la lágrima que queda entre la córnea y la lente de contacto, produciendo así una visión de calidad. 

Sin embargo, a pesar de los beneficios ópticos, es posible que no se adapten bien a todos los pacientes, se muevan con frecuencia y al tener un apoyo corneal puedan ser más molestas. (Recordemos que la córnea es una de las estructuras del cuerpo humano con mayor número de terminaciones nerviosas). 

Además puede ocurrir un descentramiento de la lente debido al aumento de la irregularidad  y  cicatrización corneal, lo que puede producir un aumento de la incomodidad del usuario.

¿Cómo pueden ayudar las lentes de contacto esclerales?

Hoy en día las lentes esclerales son la mejor opción para la corrección del queratocono. 

El depósito de lágrima que queda entre la lente de contacto escleral y la córnea proporciona la neutralización óptica de las irregularidades corneales, hidratación corneal en enfermedades de la superficie ocular y alta calidad óptica para aplicaciones visuales y terapéuticas. 

Además, la lente de contacto escleral no es molesta ya que no apoya sobre la córnea, sino sobre la esclera, lo que produce una sensación de comodidad mucho mayor que la lente de contacto rígida gas permeable convencional.

La clave en la adaptación de la lente escleral es colocar la lente paralela al contorno escleral, dejando un espacio sobre la córnea y el limbo, pero sin crear presión sobre la esclera.

¿Tienes alguna duda o pregunta sobre el queratocono? Déjanos tu comentario en esta entrada del blog y resolveremos tus dudas.

Queratocono y lentes de contacto esclerales Leer más »

queratoglobo-lentes-esclerales

¿Qué es el queratoglobo?

El queratoglobo, es una patología de la córnea la cual se trata de una disminución del grosor de la córnea. En ocasiones, la córnea sólo alcanza el 20% del grosor que debería tener. Como consecuencia de esta situación, esta parte del ojo sobresale hacia afuera y aumenta su curvatura.

A pesar de que esta anomalía puede presentarse desde el momento del nacimiento, a veces aparece en la etapa adulta y lo hace además afectando a ambos ojos. Cuando una persona padece queratoglobo, desarrolla una debilidad en la córnea que, con el paso del tiempo, puede llegar a reducir gravemente su agudeza visual. 

En sus fases iniciales, el queratoglobo puede llegar a confundirse con una progresión patológica de la miopía. Por eso es importante acudir al specialista para que realice un diagnóstico precoz.


Causas principales del queratoglobo

La principal causa es la genética, puede ser una enfermedad hereditaria. Como tal, el queratoglobo no se ha identificado como resultado de ninguna otra causa, pero sí se ha llegado a asociar con condiciones como la megalocórnea, queratoconos extremos y el glaucoma congénito.

Complicaciones

Una de las complicaciones de esta enfermedad, es una alta propensión a que la córnea se rompa con facilidad ante cualquier trauma. La membrana puede romperse varias veces ocasionando cicatrices, pérdida de transparencia y finalmente, pérdida de visión.

Otra complicación menos conocida son los hidrops, que consiste en la entrada de humor acuoso dentro de la membrana de Descemet (una de las capas más internas de la córnea). Esta situación provoca la pérdida repentina de la visión que poco a poco se podría recuperar, pero no sin consecuencias. Los hidrops pueden dejar opacidades residuales que comprometen aún más la visión.

¿Cuál es el tratamiento del queratoglobo?

Lo cierto es que, en la actualidad, no existe una cura para esta enfermedad de la córnea, aunque sí se puede optar por algunos protocolos para tratar el adelgazamiento de esta parte del ojo. 

El queratoglobo es una enfermedad que sin duda, requiere un diagnóstico precoz y un seguimiento contínuo para evitar complicaciones futuras. Por este motivo, si crees que tu o alguien de tu familia puede padecerlo, te recomendamos que consultes con un especialista lo antes posible.

Las lentes esclerales juegan un papel muy importante en el tratamiento óptico del queratoglobo. Son capaces de compensar el astigmatismo irregular mejorando la visión de manera fácil y sencilla. Dependiendo del grado de deformidad de la córnea podemos elegir diferentes diseños. En los casos más avanzados incluso seleccionamos diámetros más grandes de lo normal, pudiendo ser incluso de 20-22 milímetros. Lo más importante es que la lente escleral no toque la córnea, ya que está muy debilitada por esta enfermedad. La experiencia del experto en lentes esclerales es imprescindible para asegurar una buena adaptación. 

¿Qué es el queratoglobo? Leer más »

cómo-consigo-lentes-esclerales

¿Cómo consigo mis lentes esclerales?

El uso de lentes de contacto esclerales puede mejorar en un alto porcentaje la calidad de vida de personas con dificultades en la visión.

Precisamente, las lentes esclerales pueden utilizarse en variedad de condiciones oculares como por ejemeplo, si tienes elevada graduación, queratocono, Degeneración Marginal Pelúcida, etc. También si tienes sequedad ocular, conocida como ojo seco, si has sido intervenido de anillos intraestromales, crosslinking, incluso si te han realizado un trasplante de córnea, las lentes de contacto esclerales son tu alternativa para mejorar la visión.

No obstante, existen más casos en los que pueden ser una alternativa de elección la adaptación de lentes de contacto esclerales. Si por recomendación de profesionales de la visión necesitas conseguir las lentes esclerales, puedes encontrarnos en nuestro centro especializado en lentes de contacto esclerales Óptica Alcón, en la calle Corredera número 16, en Alhama de Murcia y en la ciudad de Murcia en la calle Ronda Levante esquina Plaza Juan XXIII

En nuestras instalaciones te atenderemos y explicaremos de forma exhaustiva y personalizada para tu caso todo lo relacionado con el nuevo proceso de adaptación de nuestras lentes.

¿Cómo conseguir las lentes esclerales si no eres de Murcia?

Si no eres de Murcia o presentas dificultades para viajar a nuestro establecimiento, puedes escribirnos un email a info@lentesesclerales.com.

De esta manera pondremos a tu disposición la posibilidad de desplazarnos a tu ciudad a través de un centro óptico u oftalmológico concertado cerca de tu vivienda donde podamos adaptártelas personalmente. 

Por otro lado, si deseas venir a vernos y no eres de la zona, debes tener en cuenta que te dedicaremos aproximadamente una mañana o una tarde entera para explicarte y enseñarte todo el proceso, de manera que si consideras necesario pasar una noche en la localidad, podremos facilitarte hoteles y establecimientos con los que disponemos de acuerdos que te harán más fácil la estancia durante las pruebas. En este caso, ajustaremos el protocolo para que no se dilate en el tiempo más de lo necesario.

¿Cómo consigo mis lentes esclerales? Leer más »

tipos-lentes-esclerales

Tipos de lentes esclerales

¿Alguna vez te has preguntado en qué se diferencian unas lentes esclerales de otras? ¿Cuál es la más indicada para ti? ¿Son las mismas lentes para todo el mundo? En este artículo encontrarás información para introducirte en el mundo de las lentes esclerales. 

Si has visitado este blog ya sabes que las lentes esclerales son lentes rigidas de un material especial y de un tamaño más grande para poder apoyarse sobre la esclera. Los tipos de lentes esclerales pueden depender de varios factores, como el tamaño, el material, los tipos de graduación y otras características relacionadas con el borde de la lente y la forma en que se apoya sobre la esclera.

¿Se puede elegir? Tu óptico contactólogo siempre será el que decida las características óptimas para que la adaptación sea lo más efectiva, segura y rápida. Cuando se adaptan lentes esclerales se elige un proveedor que proporcione el mejor servicio y el producto más avanzado tecnológicamente, cada contactólogo puede trabajar con uno o varios en función de la cantidad de pacientes que sean para este fin.

Todas las lentes esclerales tienen en común un diseño básico que es: zona óptica (o zona corneal), una curva de transición (o zona limbal)  y la zona de apoyo (o zona escleral). 

Tamaño

Tamaño de las lentes de contacto esclerales depende sobre todo del diámetro, los diámetros más frecuentes se encuentran entre 14,5 mm y 17,0 mm, aunque podremos encontrar algunos diseños más grandes, entre 18,0 y 22,0. 

El contactólogo especializado en lentes esclerales elegirá uno u otro en función del tamaño y curvatura corneal, las irregularidades que se presenten, la forma escleral o el tamaño de la hendidura palpebral.

Antiguamente se utilizaba una clasificación de las lentes rígidas según del diámetro de las mismas:

  • Corneal: de 8,0 a 12,5 mm
  • Semiescleral: de 12,5 a 15,0 mm
  • Miniesclerales: de 15,0 a 18,0 mm
  • Gran escleral: de 18.0 a 25.0 mm

Esta clasificación se ha quedado obsoleta, ya que dependiendo del tamaño del ojo, en unas ocasiones una lente con un diámetro determinado se comportaba como una semiescleral y en otras ocasiones como una escleral. Debido a que las filosofías de adaptación son completamente diferentes entre los tipos de lentes rígidas esta clasificación se ha cambiado. Toma nota, esta es la nueva clasificación de las lentes rígidas (mucho más sencilla, y obvia):

  • Corneal: se apoya únicamente en la córnea
  • Semiescleral: reparte el apoyo sobre la córnea y esclera
  • Miniesclerales: se apoya únicamente sobre la esclera

Como puedes comprobar ahora no se tiene en cuenta el diámetro de las lentes esclerales para su definición, además ya no se hace distinción entre miniesclerales y gran-esclerales. 

Material

Las lentes esclerales protegen toda la superficie corneal, sin tocarla, pero es necesario que tengan una transmisibilidad al oxígeno suficiente para que el ojo esté sano. Antiguamente se fabricaban lentes de contacto de PMMA, que es un material sin transmisibilidad al oxigeno, esto ocasionaba muchísimos problemas de rechazo. En la actualidad, se fabrican lentes de contacto con una transmisibilidad al oxígeno optimizada, que hace que se puedan usar las lentes esclerales con total seguridad. El contactólogo experto en lentes esclerales elegirá el material dependiendo del diseño de la lente escleral y de las características del ojo. 

Fenestraciones

Se trata de un sistema de fabricación que incluye unos orificios para mejorar el tránsito lagrimal. Actualmente no suele realizarse con mucha frecuencia ya que  utilizan materiales altamente permeables al oxigeno.

Las fenestraciones se empezaron a utilizar hace muchos años ya que las lentes esclerales antiguas tenían prácticamente nula transmisibilidad al oxigeno. 

Las principales características de las lentes fenestradas es que no se necesita suero para colocarlas y tienen un apoyo más plano sobre el ojo. 

¿Tienes alguna duda o pregunta acerca de este tema? ¡Deja tu comentario en esta entrada para que podamos responderte personalmente!

tipos-lentes-esclerales

Tipos de lentes esclerales Leer más »

empañamiento-lentes-esclerales

Las lentes esclerales se empañan

Las lentes esclerales se empañan 

Uno de los problemas más comunes para los usuarios de lentes esclerales es que aparezca borrosidad en la visión tras unas horas de porte. Podemos diferencias entre tres tipos de empañamiento de la visión. El más frecuente es la pérdida de trasnparencia del menisco lagrimal, también podría ocurrir por la deshumectación de la cara anterior de la lente escleral o por un edema corneal. En este artículo vamos a hablar sobre el menisco lagrimal. Los estudios muestran que es un problema derivado del uso de la lente y de las interacciones que tiene con el ojo durante el día, pero ¿Cómo podemos solucionar este problema? 

¿Por qué se empañan las lentes esclerales? 

Las lentes esclerales son lentes rígidas con un diámetro mayor a las lentes de contacto rígidas convencionales por lo que apoyan en la esclera en vez de en la córnea, y permiten una mayor comodidad en pacientes con problemas de la superficie ocular o con córneas irregulares. Al tener un diámetro mayor y apoyar en la esclera no permiten el intercambio lagrimal tan eficientemente como las convencionales por lo que es necesario antes de colocarlas crear un reservorio con solución especial para este tipo de lentes.  

En algunas ocasiones, con el paso de las horas y la interacción de la lente con el reservorio lagrimal y la superficie ocular, se van depositando partículas en el reservorio que empañan el líquido que queda entre la lente y el ojo, y va disminuyendo la nitidez de la visión conforme pasan las horas. 

Estas partículas se pueden observar con lámpara de hendidura u OCT de polo anterior y pueden aparecer por diferentes causas. Se pueden deber a las secreciones de las células caliciformes de la conjuntiva ocasionado por un apoyo excesivo o incorrecto de la lente escleral, también está relacionado con procesos inflamatorios tras cirugías oculares o procesos infecciosos, otra causa podría ser debida al tipo de solución salina entre otras.  

Por ello, es importante realizar un estudio completo cuando un usuario de lentes esclerales sufre de visión borrosa tras un tiempo de uso de la lente escleral.  

Cuestiones para tener en cuenta en caso de empañamiento

Al tratarse de un efecto multifactorial habrá que examinar de forma minuciosa cada caso y cuando sea necesario trazar un plan para tratar los aspectos a mejorar y así evitar que se empañe la visón:  

  • Si existe algún tipo de patología ocular previa, que pueda estar causando una inflamación mayor de los tejidos oculares, el primer paso para evitar que la lente escleral se empañe y preservar la salud ocular del usuario será tratar dicha patología. Si estás leyendo esto te darás cuenta de lo importante que es una estrecha colaboración entre la oftalmología y la optometría.   
  • También habrá que tener en cuenta que el paciente esté haciendo buen uso y mantenimiento higiénico de las lentes y si está usando la solución adecuada para ellas o limpiándolas correctamente. Recuerda que es necesario rellenar la lente escleral con solución salina monodosis (sin conservante), y que se aclara muy bien la lente antes de aplicarla sobre el ojo.  
  • Hay que comprobar el ajuste de la lente en la parte escleral para asegurarnos que el apoyo es uniforme, homogéneo y suave. Una lente con la periferia demasiado cerrada presionará demasiado en su parte más externa. Y justo al contrario, una lente con la periferia muy abierta presionará demasiado en su parte de apoyo mas interna, además será una lente más incómoda por la interacción de la lente con los párpados.  

Tips para evitar el empañamiento

  • Un cambio de solución por una que no tenga conservantes,  que su composición sea lo más similar a la de la lágrima o un ajuste del ph de la solución. Existen soluciones salinas monodosis especiales para el uso de lentes esclerales. 
  • Valora la separación entre la lente escleral y la córnea, cuanta más separación exista más sensible será el paciente a la borrosidad, por lo que ajústate al máximo a las 200 um.   
  • Identificar y tratar las fuentes de inflamación en la superficie ocular y los párpados puede disminuir la acumulación de partículas debajo de los lentes. 
  • Utilizar una solución que minimice el desprendimiento de las células epiteliales de la córnea igualando la composición iónica de las lágrimas. 
  • En ocasiones es solo cuestión de tiempo. Se ha comprobado clínicamente que este empañamiento suele disminuir o incluso desaparecer con el uso. 

Conclusión 

Las lentes pueden empañarse aunque se hayan realizado las técnicas oportunas para la adaptación correcta y perfecta. En cambio, sí es cierto que debemos tener en cuenta todos estos factores y optimizar la adaptación en caso del empañamiento frecuente. Utiliza las soluciones de mantenimiento más adecuadas y valora la adaptación correctamente. Esta es una de las complicaciones de las lentes esclerales más frecuentes. 

Estas leyendo este artículo porque t has dado de alta en nuestra sección para profesionales, espero que te haya gustado y que te sirva de ayuda. Si piensas que esta información puede ser de ayuda para algún compañero invítalo a que se dé de alta, ya sabes que es gratis. Si tienes alguna duda deja tu mensaje más abajo.  

FUENTES: 

  • Fogt JS. Midday Fogging of Scleral Contact Lenses: Current Perspectives. Clin  

Optom (Auckl). 2021 Jul 21;13:209-219. doi: 10.2147/OPTO.S284634. PMID: 34321949; PMCID: PMC8311169. 

  • Fogt JS, Karres M, Barr JT. Changes in symptoms of midday fogging with a new scleral contact lens filler solution. Optim Vis Sci. 2020 Sep;97(9):690-696. doi: 10.1097/OPX.0000000000001559. PMID: 32941340; IDPM: PMC7547899. 

Las lentes esclerales se empañan Leer más »

limpieza-lentes-esclerales

Consejos para ponerse una lente escleral

Sin duda, el mantenimiento y la limpieza de una lente de contacto escleral es la parte más aburrida de los usuarios. Sin embargo, debemos ser conscientes de que también es una función fundamental.

Un buen mantenimiento de tus lentes de contacto es vital para evitar infecciones y que las lentes esclerales cumplan correctamente su función en nuestra visión. También es necesario conocer los pasos a seguir para ponerse una lente escleral correctamente. 

Por ello, hoy te explicamos todos los pasos a seguir sobre el uso de las lentes de contacto esclerales, y algunas recomendaciones para que puedas disfrutar de ellas con comodidad. 

  1. Lávate las manos antes de tocar las lentes.

Lo primero que debes hacer, es lavarte las manos con jabón y secarlas bien para una correcta higiene durante el proceso. Así evitaremos el contacto con gérmenes o restos de otros componentes como maquillaje, perfumes, etc. 

  1. Saca la lente de su estuche con cuidado.

Es recomendable comenzar siempre con el mismo ojo, para así evitar errores o posibles intercambios. Aunque las lentes aparentemente son idénticas, cada una tendrá características diferentes para cada ojo.

  1. Limpia la lente con suero fisiológico.

Una vez saques la lente del estuche, debes aclararla con suero fisiológico para eliminar restos del líquido anterior para desinfectarla.

  1. Rellena la lente con suero antes de colocarla.

Para poder ponerte la lente dentro del ojo, es necesario aplicar unas gotas de suero fisiológico dentro de la lente de contacto. Es importante que no tenga conservantes y que haya sido fabricado en unas condiciones de higiene adecuadas.

  1. Coloca la lente.

Para evitar que el suero se derrame, coloca un espejo sobre una superficie plana y mira hacia abajo sobre un punto fijo. Abre los párpados con la ayuda de las yemas de tus dedos y con la otra mano o con la ventosa de copa grande, inserta suavemente la lente de contacto sobre el ojo.

A continuación, parpadea un par de veces hasta que sientas que se ha colocado de manera correcta y limpia con una gasa el suero restante.

  1. Comprueba que no existan burbujas

Una vez colocada la lente, debes asegurarte de que no se hayan formado burbujas bajo la misma. Si tienes, debes quitarte la lente y volver a colocarla con más cuidado.

Y ahora… ¡A gozar de buena visión! Ya tienes colocadas tus lentes esclerales. ¿Necesitas más información sobre su adaptación o limpieza? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros! Deja un comentario…

Consejos para ponerse una lente escleral Leer más »

Actividades al aire libre-Lentes esclerales

Actividades al aire libre con lentes esclerales

Cada vez la población está más concienciada sobre la necesidad de realizar actividades al aire libre. Sus beneficios son múltiples, aunque no sólo para desconectar del estudio y del trabajo. Practicar deportes al aire libre como el senderismo tiene incluso beneficios para la salud visual. Así, por ejemplo, cuando se dedican muchas horas a estudiar o trabajar en cerca, la práctica de algún deporte permite relajar la visión. ¿Pero y si existe algún defecto visual? En dichas situaciones es importante poder disfrutar de las actividades al aire libre con buena visión. En concreto, dos de las alternativas más recomendables son las gafas de vista y la adaptación de lentes de contacto. Existe una tercera alternativa también a destacar que es la cirugía refractiva. No obstante, debido a que es una intervención, no está exenta de posibles riesgos. Por eso mismo, es necesario evaluar detenidamente su conveniencia en cada caso.

Así que, para evitar los riesgos de una cirugía y conseguir la mejor visión, son recomendables las lentes de contacto. Las lentes de contacto, en comparación con las gafas, proporcionan mayor campo visual y comodidad. Aunque, de todas las lentillas ¿cuál es la más recomendable? Sin duda las lentes de contacto esclerales. Seguid leyendo porque os vamos a informar de los beneficios de practicar deporte con lentes esclerales. Y es que además, ¡tienen múltiples aplicaciones clínicas!

Actividades al aire libre: ¿por qué con lentes esclerales?

Las lentes esclerales para la práctica de actividades al aire libre tiene múltiples beneficios. Así, por ejemplo, permiten la independencia de las gafas. Y es que también el diseño de las lentes esclerales es diferente al del resto de lentillas convencionales. Por ser su diámetro más grande no se apoyan sobre la superficie de la córnea, sino sobre la esclera. Ello permite mayor comodidad y confort en la adaptación. Entre otros beneficios también permiten reducir la sensación de sequedad ocular. Muchas veces el aire es muy molesto cuando practicamos actividades cotidianas al aire libre y puede producir malestar en los ojos por sequedad. Sin duda una de las aplicaciones de las lentes esclerales importante es la de mejorar la sensación de ojo seco.

Pero como hemos comentado antes, las lentes esclerales se pueden utilizar para ver bien en presencia de algún defecto visual. De hecho, permiten mejorar la visión para realizar actividades al aire libre en presencia de miopía, hipermetropía o astigmatismo. ¿Cuándo usar las lentes esclerales? La realidad es que las aplicaciones de las lentes esclerales son diversas, y no sólo para corregir errores refractivos. En concreto, las lentes esclerales también pueden utilizarse después de algunas cirugías oculares.  También en presencia de patologías corneales como el queratocono. De hecho, las personas con queratocono que utilizan lentes esclerales notan una mejora visual importante. El propio diseño de las lentes de contacto esclerales cambia la vida en las personas que tienen queratocono. Así, por ejemplo, su adaptación está indicada para realizar actividades al aire libre en presencia de queratocono y de otras patologías corneales en las que están indicadas las lentes esclerales.

Actividades al aire libre con lentes esclerales Leer más »

Higiene de las lentes de contacto esclerales

Higiene de las lentes de contacto esclerales

Las lentes de contacto pueden utilizarse con diferentes propósitos. Bien por motivos cosméticos, terapéuticos o refractivos. Estos últimos son los más frecuentes. De hecho, las lentes de contacto con fines refractivos permiten corregir los defectos visuales. Así, por ejemplo, mediante la adaptación de las lentes de contacto se puede mejorar la visión en presencia de miopía. Aunque no sólo de la miopía, también mejoran la visión si tienes hipermetropía, astigmatismo o presbicia. No obstante, son una superficie extraña que se adapta sobre el ojo. Por dicho motivo es importante siempre respetar una adecuada higiene, limpieza y mantenimiento de las lentes de contacto.  E incluso de las lentes de contacto esclerales, las cuáles no se apoyan sobre la córnea sino sobre la esclera. Por ello, concienciamos sobre la higiene de las lentes de contacto esclerales para mantener una adecuada salud visual.

Higiene de las lentes de contacto, ¿por qué su importancia?

Una adecuada limpieza y mantenimiento de las lentes esclerales es importante para asegurarse que duran. Y es que debemos intentar que las lentes esclerales conserven las mejores condiciones a largo plazo. Para conseguirlo, debemos conocer cómo mantener una adecuada higiene. Y la primera acción que tenemos que realizar es limpiarnos adecuadamente con agua y jabón las manos. Pero dicha limpieza tiene que ser antes de ponernos las lentes de contacto. La realidad, es que las manos son uno de los mayores focos de transmisión de infecciones. Por dicho motivo, es necesario siempre realizar una adecuada limpieza.

Incluso, el motivo de lavarse bien las manos no es sólo debido a que las tengamos sucias. Además, muchas veces determinadas bacterias presentes en las mucosas nasales podemos transmitirlas a los ojos a través de las manos. Es el caso de la bacteria conocida como estafilococo aureus. En concreto, dicha bacteria es la responsable de la mayoría de infecciones de los párpados. Entre las diversas patologías que puede inducir la bacteria estafilococo aureus destaca el orzuelo. Por dicho motivo, para evitar la transmisión de parásitos es imprescindible limpiarse las manos antes de manipular las lentillas.

Pero, ¿qué otros consejos al adaptar las lentillas?

Los anteriores, sin lugar a duda, son consejos muy importantes. No obstante, no son sólo los únicos para mantener la higiene de las lentes de contacto esclerales. Para realizar una adecuada higiene de las lentes de contacto es conveniente seguir la misma rutina. Empezar siempre por la derecha y luego por la izquierda o viceversa, tanto al ponerlas como al quitarlas. Además, existen otros consejos de higiene de manos que se deben conocer. Así, por ejemplo, es conveniente cortarse las uñas adecuadamente porque al ponerse las lentes de contacto podrían inducir lesiones corneales. Pero, también recuerda respetar el mantenimiento de las lentes de contacto. Aunque las manos hay que lavarlas con agua, no la utilices nunca para aclarar las lentes esclerales. Si tienes dudas sobre los líquidos para el mantenimiento de las lentes de contacto esclerales, espera a nuestro próximo post.

Higiene de las lentes de contacto esclerales Leer más »