Mi historia de amor (III) con las lentes esclerales: presentación en sociedad

Mi historia de amor
Compartir este artículo

Tabla de contenidos

Ya os he contado como nos conocimos, ¡flechazo a primera vista!, y hoy os cuento la última parte de mi historia de amor con las lentes esclerales: presentación en sociedad.

Como no soy egoísta, quería que mis compañeros y compañeras pudieran disfrutar de ellas también. Pero no podía hacerlo de cualquier forma, ellas se merecían una presentación a su altura. 

Lo primero que hice fue buscar información y meterme en grupos donde se hablaba de lentes esclerales. En esos grupos me enteré que había un congreso en Miami y no lo pensé. ¡Fue el primer español que fue a ese congreso! 

Presentación en sociedad

Con toda la información que había ido recopilando, empecé a adaptarlas. Yo solo, de forma autodidacta. Empecé haciendo pruebas, leyendo mucho, yendo a congresos, compartiendo información con gente de otros países…Y, al ir adquiriendo información, me surgió la necesidad de informar y formar a mis compañeras. Con la idea de difundir lo que había descubierto, impartí mi primer curso, un curso de lentes esclerales. A partir de ahí, seguí impartiendo más cursos: lámpara de hendidura, hablar en público, topografía, control de miopía, …

Ahora que ya eran más conocidas, me surgió otra necesidad. Lo tercero que pensé fue en los fabricantes. No entendía como no había más fabricantes que distribuyeran este producto en España. Por suerte, esto pronto se solucionó.

Compromiso

Como puedes comprobar, yo tenía claro que esta relación iba a ser duradera. ¡Fíjate hasta que punto!, el mismo día que las conocí, un día soleado, cogí el teléfono y busqué sus anteriores parejas. Entonces comprobé que su dominio estaba disponible en España por lo que inmediatamente compré todos sus dominios, y desde entonces son míos.

Actualidad

Esta ha sido mi historia de amor con las lentes esclerales. Como veis, me han maravillado desde el primer momento. Pero a día de hoy todavía son mejores. Aquello primeros diseños se han ido mejorando.

Al principio, tenían periferia esférica, posteriormente, le añadieron la periferia tórica y, más adelante, le pusieron periferia asimétrica con posibilidad de cambiar diámetros. Con la llegada de nuevos fabricantes, las posibilidades de diseños, de diámetros y materiales aumentaron y a día de hoy tenemos un abanico muy amplio de posibilidades. A esto le sumamos las nuevas soluciones de mantenimiento, nuevas tecnologías de toma de medidas y, lo mejor, la evidencia científica que las avala. Ahora tenemos mucha más información para indicaciones, uso y adaptación.

Como sabéis, mi vida ahora mismo gira alrededor de las lentes esclerales. Y, puedo afirmar, que actualmente siento la misma emoción que ese primer día. Cuando pongo un lente escleral y veo la sonrisa de la gente, la alegría cuando empieza a abrir los ojos y descubrir de nuevo el mundo que lo rodea, me entra un escalofrío. De pronto se dan cuenta de que han estado 40 o más años sin ver, las lágrimas de alegría que recorren su rostro… ¡Indescriptible! 

Parece mentira, pero todavía a día de hoy hay pacientes que deberían de llevar lentes esclerales y no saben ni que existen. Tengo mucho trabajo de presentación todavía por delante hasta poder llegar a todos los compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Artículos recientes

Lentes Esclerales en las redes