Higiene de las lentes de contacto esclerales

Higiene de las lentes de contacto esclerales
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de contenidos

Las lentes de contacto pueden utilizarse con diferentes propósitos. Bien por motivos cosméticos, terapéuticos o refractivos. Estos últimos son los más frecuentes. De hecho, las lentes de contacto con fines refractivos permiten corregir los defectos visuales. Así, por ejemplo, mediante la adaptación de las lentes de contacto se puede mejorar la visión en presencia de miopía. Aunque no sólo de la miopía, también mejoran la visión si tienes hipermetropía, astigmatismo o presbicia. No obstante, son una superficie extraña que se adapta sobre el ojo. Por dicho motivo es importante siempre respetar una adecuada higiene, limpieza y mantenimiento de las lentes de contacto.  E incluso de las lentes de contacto esclerales, las cuáles no se apoyan sobre la córnea sino sobre la esclera. Por ello, concienciamos sobre la higiene de las lentes de contacto esclerales para mantener una adecuada salud visual.

Higiene de las lentes de contacto, ¿por qué su importancia?

Una adecuada limpieza y mantenimiento de las lentes esclerales es importante para asegurarse que duran. Y es que debemos intentar que las lentes esclerales conserven las mejores condiciones a largo plazo. Para conseguirlo, debemos conocer cómo mantener una adecuada higiene. Y la primera acción que tenemos que realizar es limpiarnos adecuadamente con agua y jabón las manos. Pero dicha limpieza tiene que ser antes de ponernos las lentes de contacto. La realidad, es que las manos son uno de los mayores focos de transmisión de infecciones. Por dicho motivo, es necesario siempre realizar una adecuada limpieza.

Incluso, el motivo de lavarse bien las manos no es sólo debido a que las tengamos sucias. Además, muchas veces determinadas bacterias presentes en las mucosas nasales podemos transmitirlas a los ojos a través de las manos. Es el caso de la bacteria conocida como estafilococo aureus. En concreto, dicha bacteria es la responsable de la mayoría de infecciones de los párpados. Entre las diversas patologías que puede inducir la bacteria estafilococo aureus destaca el orzuelo. Por dicho motivo, para evitar la transmisión de parásitos es imprescindible limpiarse las manos antes de manipular las lentillas.

Pero, ¿qué otros consejos al adaptar las lentillas?

Los anteriores, sin lugar a duda, son consejos muy importantes. No obstante, no son sólo los únicos para mantener la higiene de las lentes de contacto esclerales. Para realizar una adecuada higiene de las lentes de contacto es conveniente seguir la misma rutina. Empezar siempre por la derecha y luego por la izquierda o viceversa, tanto al ponerlas como al quitarlas. Además, existen otros consejos de higiene de manos que se deben conocer. Así, por ejemplo, es conveniente cortarse las uñas adecuadamente porque al ponerse las lentes de contacto podrían inducir lesiones corneales. Pero, también recuerda respetar el mantenimiento de las lentes de contacto. Aunque las manos hay que lavarlas con agua, no la utilices nunca para aclarar las lentes esclerales. Si tienes dudas sobre los líquidos para el mantenimiento de las lentes de contacto esclerales, espera a nuestro próximo post.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logotipo Lentes Esclerales

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, entendemos que acepta su instalación y uso.