Lentes de contacto para astigmatismo, ¿esclerales?

Lentes de contacto esclerales para astigmatismo
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de contenidos

Los defectos visuales que pueden producir una disminución a diferentes distancias son la miopía, hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia. De los anteriores, precisamente el astigmatismo se caracteriza por inducir borrosidad a todas las distancias. Esta borrosidad puede incapacitar la agudeza visual, siendo necesaria la utilización de gafas o lentes de contacto para astigmatismo. Pero ¿qué lentes utilizar? ¿Son todas iguales? Debido a que el astigmatismo puede manifestarse también combinado con miopía o hipermetropía es necesario elegir la mejor lentilla. Además, en algunas situaciones, si se padece astigmatismo irregular la visión se encontrará mucho más limitada. Y es en dichas situaciones cuando las gafas de vista no producen ningún beneficio.

En presencia de astigmatismo irregular o cualquier otro astigmatismo una opción muy recomendable son las lentes esclerales. Como otras lentes de contacto para astigmatismo, las lentes esclerales se adaptan sobre la superficie ocular. Sin embargo, no apoyan directamente sobre la córnea, sino sobre la esclera. Dicha adaptación tiene múltiples beneficios en el confort del paciente y en su visión. Al ser el apoyo escleral hace que la lente no gire. El motivo es porque la mayoría de las escleras tienen una forma más o menos tórica en promedio. El beneficio principal que implica es que la lente no gira. Y por lo tanto, que la agudeza visual del paciente será perfecta y estable todas las horas de uso. No como sucede con las lentes hidrofílicas, que suelen moverse, rotar y por eso la visión es peor.

Éstas no son las únicas características de interés de las lentes de contacto para astigmatismo de apoyo escleral. Sigue leyendo: os explicamos otras ventajas importantes de las lentes de contacto esclerales.

Lentes de contacto para astigmatismo, ¿por qué de apoyo escleral?

Ventajas de su adaptación

Con la adaptación de las lentillas se busca mejorar la visión y el confort. Debido a su diámetro, las lentes esclerales son diferentes a las convencionales. Pero ¿tienen más ventajas la adaptación des lentes esclerales para el astigmatismo? Sí. La zona óptica de la lente escleral es de mayor diámetro que las hidrofílicas. También, la zona óptica de la lente escleral para astigmatismo es mayor que en las lentes rígidas corneales. Por ello el campo visual no se verá limitado. Además, hay que tener presente que las lentes RGP corneales tienden a moverse. Debido a este movimiento, las lentes corneales pueden inducir reflejos y visión inestable. Incluso pueden presentar limitaciones visuales, no compensando todo el astigmatismo del paciente… Las limitaciones de las lentes convencionales se pueden solventar fácilmente con las lentes esclerales.

Cuando la esclera es tórica, la adaptación de una lente escleral esférica producirá mayor presión en el meridiano más elevado que en el perpendicular. Es precisamente en dichas situaciones cuando los diseños peritóricos son de gran ayuda. Mediante su tecnología permite ajustarse a la superficie ocular repartiendo el apoyo de manera homogénea. Los diseños peritóricos son utilizados para compensar astigmatismos residuales. En tal caso es necesario indicar a los fabricantes los diferentes parámetros de dichas lentes. Concretamente, el ángulo de estabilización, la cantidad del cilindro y el eje del astigmatismo interno.

Sin duda, las lentes para astigmatismo tienen múltiples ventajas en comparación con las convencionales. Tanto su propio diseño, tecnología, como en el confort visual que inducen. Podemos compensar gran cantidad de astigmatismo tanto regular como irregular, la visión será nítida y estable durante todo el día. La lente será cómoda y podrás disfrutar de una visión como nunca habías pensado. ¿Quieres probarla? Ponte en contacto o visita nuestro buscador de profesionales donde encontrarás al especialista en lentes esclerales más cercano.

2 respuestas

    1. Hola Vicente, efectivamente, las lentes esclerales con capaces de compensar en mayoría de las aberraciones inducidas por la cirugía láser corneal y cualquier otra cirugía refractiva con malos resultados visuales. Además existen diseños especiales de lentes esclerales para las personas que han sido sometidas a cirugías láser para la miopía que aportan unas soluciones visuales increíbles. Si estás operado de miopía y no ves bien, sobre todo por la noche, probablemente la aberración esférica sea demasiado alta. Acude a un especialista en lentes esclerales, seguro que podrá ayudarte a conseguir mejor calidad de vida en esas situaciones donde la baja iluminación te empeora tanto la vista. Mucha suerte Vicente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logotipo Lentes Esclerales

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, entendemos que acepta su instalación y uso.