Diferencias entre lentes corneales y esclerales

Diferencias entre lentes corneales y esclerales
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de contenidos

La visión es uno de los sentidos más importantes. Representa aproximadamente el 80 % de la información que percibimos. Aunque, cuando por un defecto visual tenemos que usar lentillas, pueden surgir dudas sobre cuál escoger. Por eso mismo, vamos a comentar las principales diferencias entre lentes corneales y esclerales.

Y es que, debemos prestar especial atención a la salud visual para ver bien. Sin embargo, no sólo eso… También en ganar comodidad en el porte de las lentillas. En dicho sentido, la tecnología de las lentes de contacto ha avanzado considerablemente en los últimos años.

No obstante, ¿y si a pesar de las ventajas en su tecnología tienes intolerancia a las lentes de contacto convencionales? No te preocupes, sigue leyendo. Te vamos a comentar las principales diferencias entre lentes corneales y lentes de contacto esclerales para que lo tengas claro.

Molestias con las lentes esclerales corneales

En córneas irregulares se pueden producir molestias

Las lentes de contacto corneales tienen la función principal de mejorar la visión ante defectos visuales como, por ejemplo, miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia o córnea irregular. Pero, a veces puede suceder, que no se consiga la comodidad en el porte con las lentes de contacto corneales. Lógicamente, ello será muy molesto y un inconveniente a considerar.

Y te preguntarás, ¿por qué no son cómodas? Una de las razones es debido a la sensibilidad corneal. La córnea es probablemente el tejido del cuerpo más sensible. Seguro que alguna vez has notado una “gran” molestia por un “pequeño” grano de arena. Por eso, las lentes corneales se notan más. Porque se apoyan directamente sobre la córnea.

Otra de las razones por las que pueden producir molestias es por la forma corneal, sobre todo en córneas irregulares. En córneas muy irregulares, como por ejemplo en queratoconos avanzados, tras un trasplante de córnea o en un queratoglobo, puede ocurrir que la córnea tenga muchas diferencias en la altura. A esto lo llamamos diferencias de elevación.

Esta situación hace que una lente corneal no tenga estabilidad y se mueva demasiado. De tal manera que incluso puede caerse la lente del ojo. Eso hace que sean muy incómodas.

Diferencias entre lentes corneales y esclerales: ¿cuáles?

Las lentes esclerales mejoran el ojo seco

Sin embargo, hay una alternativa ideal en casos de intolerancia a las lentes de contacto corneales. Precisamente, son las lentes de contacto esclerales. En concreto, por su morfología y a diferencia de las lentillas corneales se apoyan sobre la esclera.

Sí, al no apoyarse las lentes esclerales sobre la córnea son mucho más cómodas. Ello es debido a que la tecnología de las lentes esclerales es diferente. En concreto, el diámetro de las lentillas esclerales es superior a las convencionales y se apoyan de una forma suave y homogénea sobre la esclera.

Además, existe otra ventaja que destaca como una de las principales diferencias entre lentes corneales y esclerales. Y es que, estas últimas por su diámetro permiten mejorar también la sensación de ojo seco, e incluso, permiten crear un reservorio de lágrima. Pero, no son las únicas ventajas de las lentes de apoyo escleral.

Aplicaciones de las lentes esclerales

Otras diferencias entre lentes corneales y esclerales

Las anteriores no son las únicas diferencias entre lentes corneales y esclerales. En concreto, las aplicaciones de las lentes esclerales son múltiples incluso cuando existen grandes diferencias de elevación corneal. En realidad, la adaptación de lentes esclerales puede ser conveniente si:

  • Tienes miopía, hipermetropía o astigmatismo
  • Padeces presbicia
  • Tienes altos errores refractivos
  • Tienes molestias con las gafas de vista
  • Padeces la ectasia corneal del queratocono
  • Sufres Degeneración Marginal Pelúcida
  • Tienes queratoglobo
  • Te han intervenido de queratotomía radial
  • Te han implantado anillos intraestromales
  • Te han realizado un trasplante de córnea
  • Has padecido traumatismos oculares
  • Tienes infección ocular
  • Te han practicado crosslinking
  • Te han intervenido de cirugía refractiva

Una lente corneal puede ser adaptada en muchos de estos casos pero con limitaciones. Sin embargo, una lente escleral tiene menos limitaciones ocasionadas por la forma corneal.

Aunque, no en todas las condiciones anteriores puede ser la alternativa de elección. Para conocer si puede ser beneficioso la adaptación de lentes esclerales en comparación con las lentillas convencionales corneales es necesario revisar la visión.

El contactólogo, como especialista en salud visual realizará un estudio minucioso para elegir la mejor alternativa. Te informará sobre las principales diferencias entre lentes corneales y esclerales para que las conozcas. No obstante, si lo deseas, puedes consultar nuestro buscador de especialistas en lentes esclerales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logotipo Lentes Esclerales

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia. Si continúa navegando, entendemos que acepta su instalación y uso.